Español
中文繁體
Deutsch
English
Français
Português

Terapia con células madre para otras afecciones

¿Por qué mi condición no tiene su propia página?

Nuestra lista de condiciones tratables se basa en las condiciones que tratamos con mayor frecuencia (lesión de la médula espinal, lesión cerebral traumática, parálisis cerebral, etc.). Esto no significa que no estemos preparados para tratar su condición también. Las condiciones que tratamos incluyen, pero no se limitan a:

  • Adrenoleucodistrofia
  • Alzheimer
  • Esclerosis lateral amiotrófica
  • Artritis / Osteoartritis
  • Reparación del cartílago
  • Hemorragia cerebral (secuela)
  • Isquemia crítica de las extremidades
  • Enfermedad de Crohn
  • Diabetes tipo 1
  • Diabetes tipo 2
  • Retinopatía diabética
  • Pie diabético
  • Síndrome de Down
  • Displasia encéfala
  • Encefalomielitis
  • Glaucoma
  • Retraso global en el desarrollo
  • Pérdida auditiva (sensorineural)
  • Enfermedad de Huntington
  • Encefalopatía hipóxico-isquémica (EHI)
  • Enfermedad inflamatoria intestinal
  • Neuropatía óptica hereditaria de Leber
  • Cirrosis hepática
  • Isquemia de miembros inferiores
  • Lupus
  • Degeneración macular
  • Atrofia multisistémica
  • Dolor neuropático
  • Enfermedad de Parkinson
  • Neuropatía periférica
  • Esclerosis lateral primaria
  • Psoriasis
  • Insuficiencia renal
  • Retinosis pigmentaria
  • Retinopatía del prematuro
  • Artritis reumatoide
  • Displasia óptica septo (DSO)
  • Siringomielia
  • Colitis ulcerosa
  • Encefalitis viral

¿Cómo puede la terapia con células madre ayudar a MI condición?

Las células madre pueden tratar enfermedades de todo tipo, y hay muchas maneras en que las células madre podrían contribuir a su calidad de vida, independientemente de su condición médica específica. Para comprender la forma en que las células madre podrían ayudarlo, es importante comprender qué son las células madre y cómo funcionan.

Las células madre son las células de las que nacen todas las demás células. Se asignan a ciertos tipos de células (tal vez células musculares, o células óseas, o células sanguíneas, por ejemplo), y crean las células «especializadas» dentro de esos tipos de células. Sin embargo, estas células especializadas no pueden dividirse y replicarse, lo que significa que necesitan las células madre para crear más de esas células sanguíneas, células de órganos, células cerebrales, etc., a medida que mueren. Esto significa que las células madre son infinitamente valiosas y necesarias para su salud como las únicas células que pueden crear nuevas células.

Diariamente, sus células mueren constantemente y son reemplazadas. Incluso mientras duerme, las células madre están trabajando para reemplazar las células viejas y moribundas. Cuando sufre una lesión, muchas células mueren a la vez. En un mundo ideal, las células madre regenerarían esas células específicas perdidas en una lesión hasta que todo fuera igual que antes. Desafortunadamente, esto no es lo que suele suceder.

Si tuviera un corte profundo o una quemadura, su cuerpo tiene células especializadas llamadas fibroblastos que comienzan a tratar de curar la herida lo más rápido posible. Por razones que no entendemos completamente, los fibroblastos crean una formación inusual del colágeno de una manera que carece de elasticidad y es más débil que la formación normal de colágeno en muchos aspectos. Esto es cierto para las cicatrices que tienen lugar dentro del cuerpo también.

Cuando ocurre la cicatrización, las células madre luchan por acceder al lugar de la lesión y no pueden sanar de la manera que les gustaría. Sin embargo, en los casos en que se pueden inyectar células madre en el sitio de la lesión antes de que se produzca la cicatrización, puede ocurrir una verdadera curación. Debido a que nuestros cuerpos no pueden producir un número interminable de células madre, inyectarlas desde el exterior puede proporcionar el impulso adicional que el sistema inmunológico necesita antes de que el cuerpo pueda terminar el proceso de cicatrización.

Un tratamiento con células madre, o trasplante de células madre, es un procedimiento en el que se inyectan células madre (por vía intravenosa, a través de una punción lumbar, etc.) en el cuerpo para estimular la curación que el cuerpo es incapaz de realizar por sí solo. La terapia con células madre se está volviendo más común en los Estados Unidos y otros países occidentales para afecciones simples como el dolor de rodilla, pero para afecciones debilitantes y crónicas que tienen opciones de tratamiento limitadas, los trasplantes de células madre aún no están disponibles.

¿Por qué usar células madre de Beike?

Si bien las células madre se pueden recolectar de muchos lugares, incluida la médula ósea, la grasa y la sangre, utilizamos sangre del cordón umbilical y células madre adultas derivadas del tejido del cordón umbilical. Hay una serie de razones importantes por las que utilizamos estas células madre.

En primer lugar, como la conexión entre la madre y el bebé, este cordón a menudo se tira como desechos médicos después de que nace el niño. Sin embargo, la investigación con células madre muestra que estas células son altamente potentes, lo que las hace más efectivas y, por lo tanto, muy valiosas. Su potencia es probable porque son nuevas células que quedan después del nacimiento de bebés sanos.

Otro fuerte atractivo para la sangre del cordón umbilical y las células madre del tejido es que tienen múltiples tipos de células madre que pueden crear muchos tipos diferentes de células que necesita el cuerpo. Esta variación puede tratar una amplia variedad de problemas en el cuerpo.

En términos de seguridad, la sangre del cordón umbilical y las células madre derivadas de tejidos son células madre adultas, que son seguras para su uso y no causan crecimiento canceroso. Las células madre embrionarias, por otro lado, son células madre que existen durante el embarazo y el crecimiento prenatal. Estas células son más poderosas que las células madre adultas porque son capaces de crear vida humana, pero la ciencia aún no puede controlar su potencial de crecimiento. Esta es la razón por la cual la idea de la terapia con células madre a menudo se asocia con el cáncer. Las células madre embrionarias pueden crecer fácilmente fuera de control y causar tumores. Es importante no recibir tratamiento derivado de células madre embrionarias hasta que se realicen más investigaciones con células madre para aprender a controlarlas.

La sangre del cordón umbilical y las células de los tejidos también son una excelente opción porque tienen una inmunogenicidad muy baja. Esto significa que cuando se inyectan en el cuerpo, el cuerpo no los reconoce inmediatamente como enemigos extraños. Las células madre derivadas del cordón umbilical no contienen las células inmunes maduras que podrían desencadenar la enfermedad potencialmente mortal de injerto contra huésped (EICH), que a menudo puede ser un problema en los trasplantes de médula ósea. Nuestros pacientes nunca han tenido reacciones inmunes fuertes como resultado del tratamiento.

¿No ve su condición en la lista anterior? No dude en contactarnos (¡haga clic aquí!) para obtener más información sobre el tratamiento basado en células madre, la elegibilidad de su condición para la terapia con células madre o cualquier cosa sobre nuestra compañía, programa de tratamiento o instalaciones.