Español
中文繁體
English
Français
Polski
Português
Română
Русский

Inyección intravenosa

La Inyección intravenosa (IV) se puede definir como una infusión de sustancias liquidas que se aplican directamente en la vena. La aplicación IV permite a los profesionales de la salud administrar fluidos, productos sanguíneos y medicamentos directamente en el torrente sanguíneo a través de un tubo pequeño. Esto permite una rápida absorción y un control mas preciso sobre la dosis de las sustancias suministradas, lo cual es muy importante para un sin numero de procedimientos médicos. Debido a que las células madre estarán siendo transportadas por el sistema circulatorio a todas las partes del cuerpo, estas llegarán al lugar de la lesión o enfermedad.

Pasos de la aplicación:

  1. El tubo de la IV se prepara adecuadamente y dos bolsas IV (solución salina y células madre) se suspenden en una posición elevada.
  2. Se desinfecta el lugar de la inyección (donde la IV se va a insertar).
  3. El catéter de la IV (catéteres IV se ponen encima de la aguja que se usará para realizar la punción de la vena) se remueve del paquete estéril y la aguja se inserta en la vena.
  4. Se remueve el protector de la punta del tubo de la IV y se inserta cuidadosamente dentro del catéter. Se coloca un pedazo de cinta para asegurar el catéter a la IV.
  5. La enfermera revisa que el flujo de líquidos que ingresan a la vena durante todo el procedimiento, 30 a 60 minutos, sea correcto. Si el paciente siente alguna molestia durante o después del procedimiento, se debe informar al personal medico de inmediato.
  6. Una vez se termina la infusión, la enfermera cierra la abrazadera del rodillo para detener el flujo de líquidos. Coloca una pieza de gasa limpia sobre el lugar de la aplicación y presiona suavemente el brazo del paciente para remover el catéter.
  7. Se le pide al paciente presionar el lugar de la aplicación con un algodón estéril por aproximadamente 5 minutos.
Share This