Inyección intramuscular

Una inyección intramuscular (IM) es una inyección que contiene un medicamento y se aplica en un músculo. Las inyecciones intramusculares de células madre pueden ayudar a los pacientes con distrofia muscular a mejorar su salud. Estas inyecciones se aplican directamente en los músculos de las zonas afectadas. Tras el ingreso, los médicos examinarán al paciente y decidirán cuántos paquetes de células madre deben inyectarse localmente en los músculos afectados. El método de administración también se ha aplicado para tratar la isquemia de las extremidades inferiores y el pie diabético.

Pasos de infusión:

  1. Se pide al paciente que adopte la postura adecuada para acceder fácilmente a los músculos afectados.
  2. Se desinfecta el lugar de la inyección. Las células madre se aspiran con una jeringa (la jeringa consta de tres partes: la aguja para introducirla en el músculo, el cilindro para contener el medicamento y el émbolo para introducir y extraer el medicamento de la jeringa).
  3. La enfermera presiona y tira suavemente de la piel alrededor del lugar de la inyección para que quede ligeramente tirante. La aguja se introduce en el músculo afectado y las células madre se inyectan lentamente.
  4. Una vez finalizada la inyección, se presiona el lugar de la inyección con algodón seco y se extrae la aguja rápidamente al mismo tiempo. A continuación, se coloca un trozo de gasa en el lugar de la inyección.