El potencial de las células madre mesenquimales para la parálisis cerebral

⏲️3 minutos leídos

La parálisis cerebral (PC) es una afección neurológica que puede causar problemas de movimiento, coordinación muscular y postura. Aunque la parálisis cerebral es una enfermedad que dura toda la vida, los avances actuales en medicina regenerativa ofrecen nuevas esperanzas para mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen. El uso de células madre mesenquimales (CMM) es una de las nuevas terapias que están ganando terreno. En este artículo del blog analizaremos los posibles beneficios de las CMM para los pacientes con parálisis cerebral, así como los interesantes avances que se están produciendo en este campo.

Comprender las células madre mesenquimales:

Las células madre adultas conocidas como células madre mesenquimales pueden encontrarse en la médula ósea, el tejido adiposo y el cordón umbilical, entre otros tejidos. Son extraordinariamente regenerativas y pueden diferenciarse en distintos tipos celulares, como células adiposas, óseas y cartilaginosas. Además, se ha demostrado que las CMM secretan diversas moléculas bioactivas que favorecen la reparación de los tejidos y reducen la inflamación, además de tener efectos inmunomoduladores.

Ventajas de las células madre mesenquimales para pacientes con parálisis cerebral:

  • Efectos antiinflamatorios e inmunomoduladores: La inflamación crónica es una de las causas subyacentes del daño cerebral en la parálisis cerebral. Se ha descubierto que las CMM tienen fuertes propiedades antiinflamatorias que inhiben la actividad de las células inmunitarias y disminuyen la liberación de moléculas que causan inflamación. Las CMM pueden mejorar las condiciones de reparación y regeneración tisular en el cerebro modulando la respuesta inmunitaria.
  • Las CMM tienen la capacidad de secretar factores neurotróficos, que son cruciales para promover la supervivencia, el crecimiento y la función de las neuronas. Estos elementos pueden proteger a las neuronas ya dañadas de daños mayores, promover la angiogénesis (el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos) y ayudar a la formación de nuevas conexiones neuronales (neuroplasticidad). Las CMM ofrecen la posibilidad de mejora neurológica en pacientes con parálisis cerebral al potenciar estos procesos esenciales.
  • Diferenciación y regeneración tisular: Las CMM tienen capacidad para diferenciarse en distintos tipos de células neuronales, como neuronas, oligodendrocitos y astrocitos, a pesar de la limitada capacidad del cerebro para regenerar tejidos. Esta propiedad distintiva abre la puerta a técnicas de sustitución celular, en las que las CMM podrían reemplazar células neuronales perdidas o dañadas. Además, las CMM tienen la capacidad de secretar factores tróficos que favorecen los procesos de reparación endógenos y ayudan a la regeneración tisular en el cerebro lesionado.
  • Tratamiento seguro y mínimamente invasivo: La inyección mediante infusión intratecal o intravenosa de CMM en el líquido cefalorraquídeo es un procedimiento seguro y mínimamente invasivo. Al reducir los riesgos asociados a los procedimientos invasivos, estas técnicas hacen de la terapia con CMM una alternativa más segura para las personas con parálisis cerebral. Las CMM también han demostrado excelentes perfiles de seguridad en numerosos ensayos clínicos y no se han relacionado con ningún efecto negativo grave.

Las células madre mesenquimales (CMM) tienen propiedades antiinflamatorias, inmunomoduladoras, neuroprotectoras, de diferenciación y de regeneración tisular, lo que las hace prometedoras para pacientes con parálisis cerebral. La terapia con CMM de Beike está revolucionando los tratamientos, ofreciendo nuevas esperanzas y posibilidades a los afectados por la enfermedad.